Búsqueda

Otras publicaciones

Tipo:
Año:
Mes:
Lecturas
370
Octubre
10, 2017

Escrito por: El Blog del Decorador el dia 28/09/2017


Ficus Ali: cuidados en interior y jardines

Los espacios interiores se vuelven más acogedores cuando incluimos plantas en la decoración. Y en este caso, les voy a contar sobre el Ficus Ali, esta planta muy escultural perfecta para usar en interiores, que me gustaría conocieran para que disfruten los atributos de tener este Ficus y saber cómo cuidarlos.

Veamos su origen

El ‘Ficus Ali’ o ‘Higuera de hoja estrecha’ es una especie de origen tropical, principalmente desde el Sureste de Asia hasta Filipinas. Su nombre científico es Ficus binnendijkii ‘Alii’ y es pariente del Ficus lyrata y del Gomero y tal como éstos, se adaptan mucho mejor en interior porque le gusta el clima más cálido. Pero si lo cultivan en exterior deben protegerlo de las heladas, del sol directo, del exceso de lluvias o de la sequía en verano.

Aspecto y características

Es una planta perenne, no bota las hojas en invierno y éstas son largas, estrechas y de un verde oscuro muy bonito, pero cuando están recién creciendo son de color bronce. Puede crecer como un árbol bien alto estando en tierra, pero en macetero llega a medir como máximo 3 m. aproximadamente. Si no lo podan, se verá bien estilizado porque sus hojas alargadas dan ese efecto maravilloso.

¿Qué cuidar si está en interior?

Para cultivarlo en interior, usen una tierra con super buen drenaje. Puede ser tierra para maceteros más perlita para aportar aireación al sustrato y si agregan materia orgánica para abonar como el Humus, mucho mejor . No conviene para nada usar tierra arcillosa porque retiene el agua demasiado. También es bueno ubicarla en lugares luminosos pero sin sol directo y si es demasiado caluroso, pueden rociarle agua filtrada (sin cal) en las hojas para recrear el ambiente tropical como en su hábitat original.

¿Cuánto regar?

En invierno, conviene regar el ‘Ficus Ali’ cada 2 semanas pero siempre revisen cómo están las temperaturas y la cantidad de humedad de la tierra, para no regar en forma excesiva. Para no tener demasiada humedad, eviten que el plato bajo el macetero tenga agua acumulada. Durante el verano pueden regarlo 2 o 3 veces cada semana. En cualquier época, esperen a que la tierra se seque antes de dar el siguiente riego.

¿Cómo podarlo?

Pienso que esta planta no necesita poda ya que su aspecto es muy lindo en forma natural. Pero cuando haya crecido hasta el techo (ojalá antes de que suceda), pueden darle una poda para limitar la altura, cuidando de mantener una forma armónica. Lo pueden lograr si lo miran de cierta distancia para identificar qué rama conviene podar y a qué altura.

Y si prefieren darle forma, pueden podarlo poco a poco a medida que va creciendo, ya sea para crear un planta de ‘pie alto’ o con la forma que prefieran. Como todo Ficus, no olviden que esto se hace solo en primavera-verano, o sea, cuando ya no exista probabilidad de heladas o temperaturas bajo cero.

Darle estabilidad

Si no lo vana a podar, conviene ayudarlo con un tutor o guía forrado con plástico verde o uno de coligue más natural, para mantener su tronco derecho mientras se vuelve una planta adulta. Lo correcto es ubicarlo al mismo tiempo que cuando hacen el trasplante a la maceta, para no enterrarlo después y romper las raíces del ‘Ficus Ali’.

Cuidados de limpieza

Para que tenga buena salud, vale la pena darse el trabajo de limpiar el polvo y la tierra que pudiera acumularse en tronco, ramas y hojas, ya que así la planta podrá absorber el CO2 normalmente y además liberar el Oxígeno que tanto necesitamos. Y además, lucirá espectacular y vigorosa por el brillo de sus preciosas hojas.

¿Y en el jardín?

Si desean cultivarla en el jardín o balcón, eviten que esté a pleno sol. Bajo un techo semi translúcido con buena luz natural, funciona muy bien. Quizás durante el invierno tengan que dejarlo en interior para protegerlo de heladas o nieve. Todo dependerá de qué tanto frío haga o de la zona climática donde vivan. Para el riego, se hace de igual forma que si está en interior.

Ubicación en exterior

En climas tropicales o similares, puedes tenerlo sin problemas en exterior. Aunque siempre vigilando su estado total, para que en caso que aparezca algún signo en sus hojas por excesiva radiación solar o muy baja temperatura, lo identifiquen rápidamente y cambien de ubicación al Ficus. Y lo más probable sea que deban ubicarlo bajo techo de una terraza o en interior.

Asociado a otras plantas

Puede destacar mucho más si lo asocian con alguna planta como la Begonia, Pothus o Violeta africana. También con las Bromelias que tienen una flor espectacular. En estos casos, me parece que el ‘Ficus Ali’ es mejor que sea de pie alto, para acentuar volúmenes de follaje y vacíos por su tronco descubierto. Ah! por favor tengan cuidado de no arrinconarlo contra el muro, porque tiende a no crecer en la parte de atrás. Como tip, si lo van girando cada cambio de estación (4 caras, 4 estaciones del año), crecerá super equilibrado en cuanto a forma.

¿Se animan a tener un Ficus Ali?

Vayan aplicando estos consejos para disfrutar de plantas sanas y maravillosas en cualquier lugar. Recuerden que pueden escribir comentando sus experiencias o consultando dudas para ayudarles en todo lo que pueda, y así vayan teniendo más confianza con esta planta. Espero que les haya gustado este post, saludos!

Ximena



Volver
Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl
Trovit